Thursday, August 31, 2006

Placa recordatoria.

Hoy recibí un diploma y una placa grabada donde se indica que fui elegido el mejor profesor de la carrera de publicidad del ciclo 2006-l. Saco y corbata, nervios, fotos, saludo protocolar, felicitaciones de alumnos y profesores. Tus familiares orgullosos. Vino de honor. Un almuerzo familiar en un muy rico restaurante además de un reloj, todo cortesía de mi querido suegro ( la verdad tengo unos suegros envidiables y desde aquí les digo que los quiero mucho, tanto como a la tía Emily). Mi vieja no escondía su orgullo, al igual que mi esposa que se encargo de guardar el recuerdo en su filmadora. Y yo ahí, recibiendo tanto cariño, tanto respeto, tanta alegría. Y yo ahí, pensando que todo lo que hago es tan poco y para los demás significa mucho.

Y que hago ahora con toda esta emoción ?. Con esta inmerecida felicidad.

2 Comments:

Blogger La Kuka Loka said...

Pienso que la felicidad no se trata de merecimientos, mucho menos de una gran lucha para alcanzarla. En todo caso, diré que hay dos cosas importantes que no se olvidan en la universidad: Los buenos amigos y los buenos profesores.

Que disfrute ese logro.

9:31 AM  
Blogger Luder said...

Gracias Kuka LOca.

12:47 PM  

Post a Comment

<< Home