Thursday, September 21, 2006

Dobles.

Lunes 18. Estoy en una acogedora casita en Pachacamac que nos sirve de locación para la filmación de un comercial. En la entrada se encuentra un pareja de señores junto a una mujer de unos 45 años. Los 3 están cómodamente sentados, disfrutan de la brisa, de la tranquilidad del lugar. Asumo que son los dueños y más tarde me hacen saber que son los dobles del comercial. Ellos deben hacer de comensales en un ficticio restaurant campestre ( en publicidad casi todo es ficticio).

Los llaman a escena y muy profesionalmente encarna su papel. Son serios, concretos, no hablan mucho, no molestan. Luego llaman al modelo principal, es en él que se centra toda la atención, lo que está a su alrededor es simple decorado. El director dice corte, revisamos la escena en el monitor, los modelos se paran y una sonrisa se dibuja en sus caras, hay orgullo, entusiasmo, alegría. Así continúa la filmación y ellos esperan pacientes, siempre en sus sitios. Se paran solo cuando es necesario y al ver nuevamente la escena, la alegría regresa. No se ven a si mismos ven al personaje principal, ellos son los dobles y les pagan para ser objetos de decoración. Maniquíes sacados de la realidad para llenar un espacio, son el florero de la mesa, el cenicero en la repisa, el servilletero del repostero, están a esa altura, solo que en dimensión humana.


¿ Qué mueve a una pareja de jubilados y a una mujer madura a ser dobles de un comercial olvidable?

¿ Qué los impulsa a estar un día entero fuera de sus casas para recibir 20 miserables dólares y un plato de comida?

¿ Qué importancia tiene para ellos ser secundarios en un mundo donde todos quieren ser protagónicos?

Hay algo en la vida de los dobles que va más allá de la plata, de las distacias que hay que recorrer
y el tiempo que hay que esperar. Hay vacío, falta de atención, soledad, despreocupación del resto hacia sus personas. Hay en el fondo lo que todos buscamos, afán de reconocimiento, oídos a la espera del aplauso, hambre de felicitación y recompensa.

Hay una intención de decir, de gritar, casi de perifonear a los 4 vientos: "Aquí estoy, pero no estoy...mírenme como paso desapercibido".

10 Comments:

Blogger Mu said...

Un pequeño reflejo de la típica personalidad peruana, del extra, la del perfil bajo, la de mira, estoy, pero no llamaré mucho la atención, no molestaré a nadie, lo juro. No te quitaré tu papel, sólo quiero estar un rato, para ver.

Pero en el fondo, ellos guardarán el comercial, se terminará hongueando luego de verlo 4 o 5 veces con sus hijos y nietos. no necesitan ser protagonistas para saber que tuvieron sus 20 segundos de fama en la television peruana, aunque estuvieron desenfocados en la escena, no necesitan más.

10:49 AM  
Blogger miradas said...

Tal cual!, todos necesitamos ser reconocidos y valorados y si no somos los personajes principales no importa ser los secundarios y si no mirame intentando escribir para que me lean :)

1:00 PM  
Blogger La Kuka Loka said...

Es cierto, en la vida somos más veces actores secundarios. Pero sabremos que para 3, 4 o quizá 5 personas somos la estrella principal.

Sino gogleen sus nombres y luego pongan Coca Cola. Verán las Millones de webs que nos lleva de ventaja una fuckin' bebida, increíble.

1:27 PM  
Blogger Luder said...

Suelo tener confusiones de ese tipo. Este post debía llamarse Extras y no Dobles. Pero bueno creo que queda clara la idea. Pero también me pasa este post pudo haber sido aún más interesante por el tema de los extras.

1:54 PM  
Blogger miradas said...

exigente te veo, también creo que podría haber dado para más pues es un tema de fondo verdad?
pero listo posteate otro y ya=)

3:40 PM  
Blogger miradas said...

This comment has been removed by a blog administrator.

3:40 PM  
Blogger miradas said...

Hoy no quiero pasar desapercibida por favor comentar y pedir a toda la plaga que lo haga.
Gracias (entre un pedido de ruego y orden;))

12:11 PM  
Blogger La Kuka Loka said...

Camina desnuda por la calle, seguro que así nadie pasa desapercibido.

O haz como los asesinos de texas, te subes a tu auto y en el techo pones la cabeza recién decapitada de alguien, seguro que te miran.

Y si aún pasas desapercibida y realmente eso te importa, te cuelgas una gran "L" en la espalda y lateas rumbo al mar.

1:09 PM  
Blogger miradas said...

Que miedo Kuka LOCA, es que realmente tomas literal eso de comentar....bue

3:40 PM  
Blogger miradas said...

Luder por lo visto los dobles tomarón el protagónico. Dónde miramos?

6:13 PM  

Post a Comment

<< Home