Wednesday, September 13, 2006

Lecturas.

18, 19, 20. Paro de contar, quedan unos cuantos más pero prefiero parar. 20 son suficientes para darme cuenta de 2 cosas. Tengo una fijación con los libros, los compro casi compulsivamente al igual que los discos, solo que estos últimos a diferencia de los primeros, siempre son piratas.

Lo segundo es que no los estoy leyendo. Tan simple como eso. Veo como se van apilando y me dicen "aquí estamos". Yo abro el closet y esquivo sus miradas. Me da vergüenza recordar que los compre hace mucho tiempo en alguna librería y me tome tiempo para escogerlos uno a uno, como cuando se elige la mejor manzana del puesto. Cuide y disfrute cada detalle, ningún doblez, ninguna mancha, páginas completas, carátula impecable y ese olor a nuevo que solo la tinta y el papel virgen pueden expandir. Peor aún con aquellos que deje a medias, que los marqué en alguna página perdida de la historia y no volví a abrir. Porque me sucede con los libros lo mismo que con las películas, mis emociones están estrechamente relacionadas con las historias de las que necesito nutrirme en ese momento. Es por eso que un libro puede demorar de un mes a3 años en ser leído, indicador pues de mi temperamento volátil e inesperado. Hoy necesito la ironía de Woody Allen, mañana la desventura de Ribeyro, en una semana será el contexto social y la crítica mordaz de Galeano o la simplicidad de Benedetti. Y claro, cuando necesito demostrarme que hay gente aún más enrevesada, más caótica, donde mis vericuetos emocionales no son nada comparados con los suyos, acudo a Borges o Cortázar.

Me frustra no poder leer. Me frustra aún más porque a diferencia de aquel que teniendo tiempo carece de lectura, yo carezco de tiempo y abundo en parrafos, en autores, en historias. Me frustra además leer cosas que no necesito, documentos de clientes, estudios de mercado, conclusiones de focus groups, recibos de luz o de teléfono, encartes de supermercados. Lecturas despersonalizadas, inútiles, lecturas que no me llevan a nada. Lecturas que te impone el día a día. Que te impone el sistema de trabajo y de consumo. Lecturas envidiosas de mejores líneas. Lecturas que se visten de importantes y urgentes y como amantes celosas alejan a aquellas que con sutil elegancia esperan pacientes en las repisas. Empolvadas, arrumadas, postergadas.

9 Comments:

Blogger Gonzalo said...

Maestro, un gran post. Muy, muy bueno. Ah, y por si acaso, mis artículos de la B4 dominical de El Comercio también esperan tu lectura.

7:49 PM  
Blogger Luder said...

Que huevón entendí que escribiste el sábado en la B. Y solo por eso compre el comercio. Guárdamelos porque quiero leerlos.

9:01 AM  
Blogger miradas said...

No te frustres por no leer, COMIENZA! o dicho de mejor manera termina lo que comenzaste, mientras esperas al dentista o esperas en la cola del supermercado, banco o al ir a recoger a tus hijos del cole o a tu esposa de la pelu.... vamos no te frustres; suficiente con lo que hay que hacer para aumentarnos algo en la espalda o en el bolsillo si queremos algo buscamos el tiempo, el espacio y CONTINUAMOS, porque las miradas que esquivamos muchas veces son las que necesitamos o no?, sino por qué las extrañamos?


Buen post aunque tu comentario.....deja mucho que desear :)

2:31 PM  
Blogger Sir Faxx von Raven said...

te digo lo mismo que miradas, COMIENZA! yo tengo siempre en mi mochila algún libro. si bien las condiciones ideales para leer casi nunca se dan, cuando hay ganas uno igual lo hace, así sea en el baño.

recién leo tu rpta. fácil coordinamos ese cafe con el tay una de estas tardes.

2:47 PM  
Blogger Luder said...

Comenzaré entonces.

Sorry por lo de hue...

MIradas me había olvidado que eras toda una lady. Ay!!! los publicistas tan chabacanos.

3:14 PM  
Blogger miradas said...

así soy una lady!!!!!

4:48 PM  
Blogger La Kuka Loka said...

A mi me pasa eso con los compactos. Tengo 4 nuevecitos envueltos, desde Bs As no los abro. Espero a Jorge, mi mejor amigo; con él, siempre un disco nuevo tiene historias nuevas, además de un trago nuevo. De libros no sé mucho, la enciclopedia me hace engañar bien (aprendes todo en una) y los que leí normalmente fueron piratas o prestados. Curioso que valoremos de forma diferente 2 importantes de la vida: La música y la Literatura.

Y los innecesarios, inútiles, vanos, contaminadores visuales que están en todas partes; muchos muchos los escriben ustedes señores publicistas.

5:27 PM  
Blogger Mu said...

"señores publicistas", con el respeto que nos merecemos...

y pe lu, se lo que es eso: tengo un libro en mi maletera, tres en mi mesa de noche y uno en mi bolso para cuando pueda leer. Jamás. Eso de que "comienza" es medio floro, o a ver intentemos!

8:46 PM  
Blogger Luder said...

KUka Loca.

La publicidad apesta.

6:38 PM  

Post a Comment

<< Home